¿Cómo funciona la calculadora de alimentación?

Con la calculadora de planes de alimentación se puede implementar cualquier tipo de alimentación cruda (BARF/Modelo de presa, etc.). Hay algunas configuraciones básicas y sugerencias, pero pueden ser cambiadas en cualquier momento.

Por razones de simplificación, la calculadora divide primero la ración en una porción vegetal y otra porción animal. Esto se divide a su vez en frutas y verduras. Tanto la porción total de vegetales como la división entre frutas y vegetales pueden ser cambiadas individualmente. La porción vegetal puede ser 0 % como en Franken Prey y hasta 20 % como en BARF según Swanie Simon. También es posible incluir pequeñas cantidades de cereales en la ración. Esta función también está disponible en la calculadora del plan de alimentación.

La porción animal se considera por separado en la calculadora, de modo que también se pueden crear raciones sin una porción vegetal, como Franken Prey. La parte animal de la ración también puede cambiarse. Carne, rumen, vísceras, HC y productos lácteos están disponibles y pueden ser cambiados según sea necesario.

La calculadora del plan de alimentación también puede calcular los suplementos.  Determina la cantidad de algas, aceite de hígado de bacalao, aceite rico en omega tres o huevos cuando se activa el cálculo. También puede reemplazar los huesos con una harina de huesos o un suplemento de calcio para los animales a los que no se quiere dar huesos.

En el plan de alimentación propiamente dicho, se pueden seleccionar varios ajustes, cuántas comidas debe haber por día, en cuántos días se deben distribuir las vísceras, los HC y los suplementos, y se pueden elegir los días de ayuno o los días sin carne. Todos los componentes pueden ser movidos en el plan de alimentación como se desee.

FAQ

¿Por qué necesito una calculadora de planes de alimentación para la alimentación cruda (BARF/Modelo precoz)?

Alimentar a la mascota con comida cruda es en realidad fácil. Una vez que se ha entendido el concepto de alimentación y se han obtenido los ingredientes, todo lo que hay que hacer es reunir las raciones. Para ello, hay que hacer algunos cálculos sencillos y si se utilizan suplementos, hay que dosificarlos correctamente, de lo contrario habrá errores en el cálculo de la ración. Esto es especialmente peligroso durante el crecimiento. No puedes simplemente comprar carne picada en el supermercado, ponerla en el bol y asumir que el perro está bien provisto de ello. Sólo el contenido apropiado de huesos, vísceras, grasa, carne y suplementos hace posible una alimentación saludable. Es importante crear un plan de alimentación equilibrado. En el caso de los cachorros o las perras embarazadas, esto debe ser recalculado y ajustado una y otra vez. Nuestras calculadoras de planes de alimentaciòn hacen este trabajo para ti y se aseguran de que los suplementos se dosifican correctamente, el contenido de grasa en la ración es correcto y las condiciones en el plan de alimentación son las adecuadas.

La calculadora del plan de alimentación:

  • Determina automáticamente la cantidad de alimento y tiene en cuenta la castración y/o el movimiento
  • Divide los componentes correctamente según la carne, las vísceras y los HC y, si se desea, los productos lácteos y los cereales.
  • Calcula los suplementos necesarios
  • Determina si se debe añadir grasa adicional
  • Puede reemplazar el hueso con harina de hueso y calcula la cantidad necesaria
  • Crea un programa semanal completo que puede ser personalizado
  • Determina una receta para una alimentación completa
¿Por qué necesito una calculadora nutricional?

La calculadora nutricional tiene por objeto comprobar un plan de alimentación en lo que respecta a su contenido de nutrientes. Todos los nutrientes esenciales se determinan y se comparan con los valores de los requerimientos del NRC (National Research Counsil). Por lo tanto, con esta calculadora queda claro si el plan de alimentación cumple con los requisitos del NRC o si hay que añadir ciertos nutrientes en forma de suplementos alimenticios. La calculadora nutricional comprueba las raciones con respecto a los valores de necesidad para cachorros, animales adultos o hembras preñadas.

El control de la ración permite adaptar el alimento a ciertas enfermedades. Por ejemplo, se puede reducir el contenido de fósforo y proteínas en una dieta reñal o el contenido de proteínas en una dieta hepatica. El plan de alimentación también puede ser revisado si el animal no quiere comer ciertos componentes. Por ejemplo, es posible determinar qué es lo que hay que suplementar si el perro no quiere comer hígado. Esta calculadora es una herramienta útil para veterinarios y nutricionistas y está especialmente pensada para calcular las raciones en casos de enfermedades.